Cuevas de Abukuma-do en Tamura, Japón

timo volz b587f4cdhgw unsplash

En medio de las montañas de Koriyama reside una hermosa serie de cavernas de piedra caliza iluminadas. Cada cavidad está llena de un surtido de colores, que varían en diferentes tonos de verde, azul y rosa.

Las cavernas fueron descubiertas en 1969 y se formaron hace más de 80 millones de años por el flujo de corrientes subterráneas. Todo el complejo de cuevas se extiende a más de 2.000 metros. Un poco más de 800 metros de las cuevas están abiertas al público para ser exploradas. El sendero dentro de las cuevas está mayormente con placas, lo que hace que la navegación sea relativamente cómoda.

En el interior hay espaciosas cavidades, enormes estalactitas y tres formaciones rocosas extremadamente raras. Los visitantes de la cueva encontrarán un asombroso ejemplar de boxwork, una formación geológica donde los minerales se proyectan desde las paredes de la cueva. Las otras dos formaciones son conocidas como el Árbol de Navidad y la Escarcha de Plata. El árbol de Navidad es un tipo de estalagmita, mientras que la escarcha de plata es una columna rocosa creada a partir de piedras de gotera.

Durante los meses de invierno, también hay una pequeña cascada congelada que se puede ver en el camino hacia la boca de la cueva. Al otro lado del estacionamiento, se puede atravesar un puente de diseño intrincado para visitar el observatorio y el planetario de Star Village.

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on reddit